martes, 10 de junio de 2008

Cantinela

El ruido de la lluvia acaricia mi cerebro. La lluvia que cae sabia, ignorante de la noche y de nosotros. Cantinela del agua estrellándose contra la superficie de las cosas que esperan en la oscuridad. Ventanas encendidas. Coches aparcados en la acera bajo las farolas.

4 comentarios:

Luis Rivera dijo...

"Monotonía de lluvia en los cristales". Machado

BEA dijo...

Es impresionante como escribes. Me han encantado tus entradas.

Un saludo!!!

Jesús Miramón dijo...

Una monotonía que cuando se prolongan los periodos sin ella se echa tanto de menos... Debemos atesorar estas semanas de tanta lluvia, debemos atesorarlas en nuestra mente para el futuro.

Jesús Miramón dijo...

Muchas gracias, Bea, y bienvenida.

:-)