jueves, 6 de noviembre de 2008

Yo no soy bueno

Yo no soy bueno. Cuando se cruzan en mi camino personas que perdieron mi respeto, personas a las que en el pasado vi actuar miserablemente con quienes habían llamado amigas y amigos, personas bajo cuya aparente capa de exquisita educación esconden el cinismo y la arrogancia más despreciables, cuando se cruzan en mi camino ese tipo de personas cambio de acera, y si se empeñan en entrar en mi casa las expulso de ella. A estas alturas de mi vida no pediré perdón por elegir amistades y conocidos. Así de malo soy.

4 comentarios:

koldo dijo...

¿Y qué es ser bueno?
¿A quién sirve la indulgencia?
Un abrazo

Jesús Miramón dijo...

La indulgencia sirve para convivir y es necesaria, lo que pasa es que no siempre ni con todo el mundo es posible practicarla al cabo del tiempo. No al menos para mí. Un abrazo.

Portorosa dijo...

Jo, no sé por qué, y sin haber leído nada de nada por ahí, creo que sé por dónde van los tiros.

Llega un momento en que hay que elegir. Con la cabeza fría y el corazón generoso, pero hay que elegir.
Un abrazo.

Jesús Miramón dijo...

Querido Portorosa, todos llevamos mucho tiempo en internet, y durante nuestras navegaciones hemos conocido de todo. La ingenuidad del principio ha ido dando paso a cierta madurez, y una de sus manifestaciones es la de elegir con quien relacionarte. Qué menos, ¿verdad?

Un abrazo.