jueves, 5 de febrero de 2009

Párpados blancos

Estoy sentado en una embarcación primitiva, tal vez una canoa, rodeado de personas desconocidas. A mi lado hay una mujer rubia, detrás de mí un hombre mayor, tengo la sensación de que también hay niños. Todos miramos el cielo esperando lo inevitable. Nadie dice nada cuando el sol comienza a crecer hasta cubrir todo el horizonte. El calor de un millón de volcanes evapora el agua del río. La mujer chilla cuando la luz nos arrasa. Cierro los ojos pero ya no existe la oscuridad. Mis párpados son blancos. La muerte suena como el viento.

3 comentarios:

Carlos dijo...

Interpretación: Ontiñena arrasado por un ICBM termonuclear, enviado por los americanos para evitar que Gran Scala haga la competencia a Las Vegas.

Jesús Miramón dijo...

Ay, Carlos*, si el resultado fuese que Gran Scala no se instala en los Monegros casi merecería la pena semejante pesadilla...

Anoche después de cenar vimos en la televisión un documental sobre el pueblo Asmat, de Papúa-Nueva Guinea. Allí aparecían muchas canoas (pero ni una sola mujer rubia). No sé. Ah, bueno, también leí que se está rodando o se va a rodar una película basada en la novela The Road, de Cormac McCarthy, un cuento estremecedor y apocalíptico que me impactó mucho. Durante la noche mi cerebro juega con retales.

---
* (¿Serás alguno de los Carlos que conozco?)

Carlos dijo...

* (¿Serás alguno de los Carlos que conozco?)

No, pero leo tu Blog de vez en cuando, alguna vez he comentado alguna entrada y oí un programa de radio que hiciste hace algunos años. El comentario acerca de Gran Scala se debe a que creo que leí en tu blog, aunque ahora ya no estoy tan seguro, una opinión tuya sobre esa... cosa que coincide, en lineas generales, con la mía.