viernes, 5 de junio de 2009

Viene mi amigo

Viene mi amigo desde Gerona para instalarnos en la terraza del ático un sistema de riego automático gota a gota. Él es tan generoso que trae consigo todos los materiales: el temporizador, los metros de tubo, las abrazaderas, las herramientas, ¡hasta un taladro y el cable alargador, por si acaso! Mi amigo tiene corazón de jardinero, ya lo tenía cuando le conocí hace más de veinte años. Lo nuestro fue un flechazo que todavía continúa.

8 comentarios:

Elvira dijo...

¡Qué encanto tu amigo! Seguro que tú también le cuidas, estas cosas son mutuas. :-)

añil dijo...

¡Riego automático!, llevo con los materiales en el trastero dos veranos con sus inviernos, y la dichosa manguera desparramada por la terraza.
Tengo que buscar un amigo que me ayude en eso. Gracias por recordármelo.

Besitos.

Jesús Miramón dijo...

El mejor amigo que nadie pueda tener, ése es el que tengo yo. Nos queremos mucho y el suyo ha sido un acto de puro cariño. Soy un hombre muy afortunado.

Jesús Miramón dijo...

Es un invento acojonante (con perdón), algo mágico, Añil. Adiós a la falta de riego. Hemos puesto madreselva, enredadera de jazmín, dos hibiscos, hierbas aromáticas (orégano, albahaca, romero, tomillo), en fin, mi terraza va a pasar de ser el paredón más patético de la comarca a convertirse en un vergel. (Si otra granizada como la de ayer no lo impide, claro).

Un beso.

carlus dijo...

Añil necesita un amigo que le ayude con el riego automático. Encima tiene los materiales en el trastero desde hace dos veranos con sus inviernos. Menos mal que eso no caduca. Quizás debería encontrar a alguien que supiera o que a cambio de unas risas y unas cervezas y compañía y más risas fuese y lo hiciera. Quizás debería....!

Carlus

Jesús Miramón dijo...

¡Carlos! Ya he trasplantado todas las macetas y puesto los tubos que faltaban, y mientras lo hacía me he quemado la espalda con el sol, de modo que ahora parezco uno de esos turistas de espalda roja pero roja, muy roja y caliente y dolorosa. Soy idiota. No sé si podré dormir mucho esta noche. Eso sí, la terraza ha quedado muy bonita, te enviaré fotos. Muchísimas gracias y un beso muy grande, amic meu, t'estimo.

Portorosa dijo...

¿Joder, pero qué terraza tienes tú, hijo mío, para que te quepa todo eso y en tanta cantidad que necesite un sistema de riego así?

Un abrazo.

Jesús Miramón dijo...

Es una terraza bastante grande, y el agua, sobre todo en verano, es imprescindible porque está muy expuesta al sol.

Un abrazo.