domingo, 8 de noviembre de 2009

Fin de semana

Me ducho después de cenar: ¡no me duchaba desde el viernes por la mañana! Tampoco me he afeitado desde entonces, ni me he cambiado de ropa: he pasado los dos días vestido con los mismos pantalones viejos, la misma camiseta de algodón con agujeros, la misma chaqueta azul de lana llena de pelotillas. No he salido de casa para nada, no me ha dado la luz del sol ni me ha embestido el viento que derribó una maceta en la terraza. He leído el último libro de Antony Beevor; he cocinado fabada asturiana, gallos, pimientos verdes fritos, mejillones a la marinera, salmón al horno con patatas, ensalada de aguacate y gambas, jamón con pan con tomate; he bebido vino y whisky; esta misma tarde he planchado una enorme cesta de ropa y un rato más tarde, después de cenar, me he duchado al fin.

21 comentarios:

José Luis dijo...

¡Eso es vida, sí señor!

Saludos

A filla do mar dijo...

Me entran ganas de pedirme uno igual que tú para Navidad!

;-)

(Que placer debe de ser que a uno le guste cocinar...)

Portorosa dijo...

Carallo, espero que al menos no te lo hayas comido todo.
Setecientas páginas... ¿Y te gustó?

Un abrazo.

Jesús Miramón dijo...

José Luis, desde luego que sí es vida, aunque acabé pareciendo un ermitaño loco.

Filla, el placer de cocinar es un placer multiplicador porque se le suma el de los que disfrutan de lo que tú has cocinado. A mí me encanta.

Portorosa, desde luego que nos lo comimos todo, faltaría más. La fabada para comer el sábado, el sábado por la noche los gallos con pimientos verdes fritos y una ensalada, el domingo al mediodía mejillones a la marinera y salmón al horno con patatas panadera, y para cenar ensalada de aguacates con gambas y jamón y pan con tomate. El libro de Beevor no lo he terminado aún, pero me está gustando muchísimo, como todos los suyos, escribe muy bien y tiene una asombrosa capacidad para convertir la historia en una experiencia personal.

Un abrazo a todos (y toda).

:-)

Portorosa dijo...

Bueno, por lo menos lo compartiste :)
Ya veo que en tu casa las comidas son algo serio; e incluso las cenas. No como en la mía (ni en la paterna, antes, ni en la propia, ahora). Eso está muy bien.

No conozco a ese autor. ¿Siempre habla de temas bélicos, o históricos?

Jesús Miramón dijo...

Sí, Beevor es un historiador especializado en la segunda guerra mundial. El primer libro suyo que leí fue «Stalingrado», que me impresionó mucho, luego compré «Berlín, la caída», «Creta, la batalla y la resistencia» y ahora este, dedicado al desembarco y posterior campaña de Normandía, una zona que conozco desde las vacaciones del año pasado. Lo que caracteriza a Beevor es su capacidad para detenerse en los detalles y la claridad con la que narra acontecimientos muy complejos. Yo soy un ferviente admirador suyo.

(Ah, y sí, la comida es algo muy serio en mi casa, piensa que yo soy navarro)

Berna Wang dijo...

Si te gusta la II Guerra Mundial y, en concreto, el desembarco de Normandía, te gustaría (igual ya la has visto) la miniserie "Hermanos de sangre"...

Por cierto, ya estoy en casa, después de un año de locura y nomadismo. Y tengo un libro para ti. Te llamaré :-) Besos.

NáN dijo...

Muy bien, sí señor. Algunos domingos que no voy a salir, tampoco me ducho. Me gusta que que el cuerpo conserve el sábado. "Te gusta estar en tu salsita", me dice L. Pues sí.

A filla do mar dijo...

Que chulo eso de "estar en tu salsita".

:-D

Jesús Miramón dijo...

¡Berna, me alegro mucho de verte por aquí! Sobre lo que comentas te diré que compré esa serie, «Hermanos de sangre», y tengo en casa «El día más largo», «Salvar al soldado Ryan» y alguna más. La segunda guerra mundial siempre me ha interesado mucho.

Oye, y bienvenida a casa, viajera impenitente. Llámame cuando quieras (más si tienes un libro para mí, je, je). Un beso.

Jesús Miramón dijo...

Hola, Nán, es que de vez en cuando hay que darle un descanso a la piel y al cabello, ¿no?

:-)

NáN dijo...

O eso, o somos unos guarrillos, los hombres.

Jesús Miramón dijo...

Bueno, ejem, eso también podría ser, sí.

molinos dijo...

Jesús...si te mola el tema de la II Guerra Mundial no deje de leer " Diario de una mujer" es Anónimo y está publicado en Anagrama. El libro de Beevor sobre Berlin tiene muchas cosas sacadas de ese diario.

Te lo recomiendo muchísimo.

Ah..y en fin de semana si no se sale de casa uno ni se ducha ni se quita la sudadera mugrienta....

Jesús Miramón dijo...

Pues sí que me mola, siempre me ha interesado mucho la II Guerra Mundial. El libro que comentas no me resulta desconocido del todo, creo haber leído algunas referencias muy buenas sobre él pero mira, se me había pasado, tu recomendación es la definitiva y me haré con él. ¡Gracias!

molinos dijo...

Vale..hoy lo he mirado en la estanteria..se llama " Una mujer en Berlín"..ese es el nombre correcto.
Ya me dirás.

Jesús Miramón dijo...

Vale, gracias, lo anoto en la lista (cuando tengo cinco o seis los compro en lacasadellibro.com, si no voy a Zaragoza o Lérida antes).

molinos dijo...

Jesús..¿conoces en Benasque la librería L´Estudiet? http://elestudiet.blogspot.com/

Si no la conoces te la recomiendo mucho si subes por allí.

Jesús Miramón dijo...

Pues no la conocía, la verdad, ni podía imaginar que existiese algo así en Benasque, por donde he pasado bastantes veces pero nunca, acabo de darme cuenta ahora mismo, me he detenido. Tiene una pinta acojonante. Gracias por la información.

molinos dijo...

Como creo que eres de buen comer..si vas por alli..que merece muchísimo la pena..no dejes de comer en " El fogaril"..el restaurante del hotel Aragüells...espectacular.

Jesús Miramón dijo...

Hola, Moli, desde luego que soy de buen comer y de buen beber, en realidad demasiado de ambas cosas. Tomo nota del restaurante. Ya sabrás que fogaril es el nombre que se le da en el alto aragón a la chimenea, ¿verdad? Gracias por la información.