jueves, 11 de noviembre de 2010

Todo comienza

19 comentarios:

giovanni dijo...

Cada día todo comienza de nuevo, pero no siempre se ve el sol, depende de dónde estás físicamente. Sin embargo, mentalmente cada día comienza así, lleno de esperanza, lleno de cosas que uno puede hacer.

Un saludo desde Amsterdam

José Luis Ríos dijo...

Ahora mismo voy a pasar por allí, voy a Barbastro un momento. Casualidades, ahora el sol ya está un poco más alto. Esta fotografía es de las que me gustan mucho.

Un abrazo

Diva Gando dijo...

El milagro de cada día!

Jesús Miramón dijo...

Hola, Giovanni, bienvenido a las cinco estaciones. Te conozco un poco por el blog de José Luis, de hecho he visitado el tuyo más de una vez (me conmovió la fotografía de tu hija con su abuela en la playa).

Es verdad que cada día es una esperanza, una pregunta nueva. Un saludo.

Jesús Miramón dijo...

Tal vez hubiésemos podido quedar a tomar un café. Seguro que has disfrutado de algunos tramos del paisaje. Un abrazo.

Jesús Miramón dijo...

Vivir es, esencialmente, asistir a ese tipo de milagros.

Elvira dijo...

...Y estar atentos, para que no se nos escapen.

Un beso

José Luis Ríos dijo...

Hola, Jesús. No he podido evitar pensar ¿cómo debe ver Jesús este paisaje cada día, desde hace años? Luego he caído en la cuenta: parecido a como yo miro el paisaje de Binéfar a Lérida, o sea, con interés, aunque seguro que los dos podemos, de memoria, contarlo o describirlo. El paso de las estaciones, sobre todo, es para nosotros evidente.

Un abrazo

Jesús Miramón dijo...

¡Estar atentos siempre, los sentidos y el corazón dispuestos!

Un beso.

Jesús Miramón dijo...

José Luis, ¿has visto qué magníficos estaban los Pirineos ya blancos al fondo del paisaje, detrás de las viñas del somontano? Desde luego que conozco esa carretera y sus paisajes de memoria pero, como estoy seguro de que te pasa a ti, no me canso nunca de observarlos. Un abrazo.

AMLI dijo...

HOLA JESUS
Cada día es un nuevo comienzo,
y si se és feliz y tienes paz interior,
comienzas con gozo, con ilusión,
en el trabajo básico, pasamos muchas horas
En lo familiar y particular super importante lo tendria que haber puesto en primer lugar en mi exposición.
Pero he pensado que esta foto la has sacado yendo al trabajo y se me ha ido ...
Pero yo lo que quiero es felicitaros a ti y a Maite por lo que comenzó hace 22 maravillosos años.
UN BESO GORDO.
A.M.L.I.

Jesús Miramón dijo...

¡Qué sorpresa, AMLI! ¿Puedes creer que si no me lo dices no nos hubiésemos acordado? Muchas gracias y felicidades también para vosotros por la parte que os toca (qué casualidades trae la vida, ¿verdad?). Un beso.

Miguel Baquero dijo...

Es como en las películas norteamericanas: esa carretera por delante y el sol saliendo. Todo es posible. Como tú dices: "Todo comienza" y el mundo parece recién estrenado.

NáN dijo...

Ay, si un día de verdad fuera un día cero, sin ruinas ni dolor, para empezar el mundo como lo queremos.

añil dijo...

Y la mayor parte de los dias no nos acordamos de dar las gracias por poder ver de nuevo el milagro que llega. Ningún amanecer es igual a otro, ni entre ellos ni para los que los disfrutamos.

Un beso

Jesús Miramón dijo...

De alguna manera es cierto que cada día todo comienza, tal vez no sin dolor ni ruinas, es verdad, pero debemos dar gracias de tener una oportunidad cada día.

Porque fue un día cuando conocimos a quien nos acompañaría el resto o gran parte de nuestra vida, un día cuando dejamos de fumar, un día cuando leímos la primera línea de un libro que cambiaría nuestra percepción de la literatura, un día, ese día y no otro, cuando descendimos del avión a muchos kilómetros de casa y fuimos conscientes de la solidez del mundo, fue un día cuando tuvimos en nuestros brazos a nuestros hijos recién nacidos y un día fue, el único, el nunca repetido, cuando nos fuimos de la casa de nuestros padres, un día cuando nuestro mejor amigo se cruzó en nuestro camino y un día cuando tuvimos aquel accidente que casi termina con todo. Un día, cada día para nosotros igual que sucedió para Darwin y para Sócrates y para el último hombre de Neandertal, un día que, como todos los demás días desde que nuestro planeta gira alrededor del sol, comenzó suavemente al amanecer.

NáN dijo...

Este comentario, Jesús, es un post él solito.

Y el segundo día que dices, para mí no ha llegado... pero o dejo de fumar pronto o habrá llegado el día que me echen de casa con cajas destempladas.

Fàtima T. dijo...

Cada día es un regalo, por eso se le llama presente.
No sé dónde leí esta frase, pero me gustó.
Esta imagen es uno de estos regalos.
Saludos.

Jesús Miramón dijo...

Pienso en una amiga con la que, a nuestro modo, a este modo nuevo de diarios y literatura, llevo relacionándome varios años; pienso en los difíciles momentos que está pasando ahora y sé que en el comentario anterior dejé fuera un día, el día en el que la persona de la que uno se enamoró y con la que pensaba vivir hasta la vejez, la persona con la que uno pensaba compartir la experiencia de una vida larga y fructífera sale de escena prematuramente, desaparece de este mundo. No puedo imaginar el dolor, la profunda tristeza, la sensación de fraude vital, de desesperación. Dejé fuera ese día y también existe, y es un día que amanece como hoy y como mañana, como mañana, sí, y como pasado mañana y al otro. Para nuestra amiga cada día del futuro más próximo todo comenzará, desde el dolor pero también desde el amor que conoció. Todo comenzará también para ella.