martes, 4 de enero de 2011

4

La última tarde vamos a dar un paseo por la playa de Berria, en Santoña. La luz se extingue a la velocidad de nuestros pasos sobre la arena húmeda. Mañana cada uno de nosotros volverá a su rutina habitual y, de alguna manera, dos mil once habrá comenzado de verdad.

2 comentarios:

Miguel Baquero dijo...

Yo he paseado mucho por Santoña viendo Laredo al otro lado de la ría, y es un paseo precioso

Jesús Miramón dijo...

Fue un paseo muy bonito. El mar estaba calmado y se nos hizo de noche caminando por la arena.