jueves, 24 de febrero de 2011

55

Salgo un momento al exterior y contemplo el paisaje de campos de cebada, olivos y almendros. Alguien me llama desde el interior de la casa. Todo será sencillo. Estamos hablando de amor.

7 comentarios:

Aroa dijo...

Que felicidad de imagen en movimiento lento,

Jesús Miramón dijo...

Un sueño,

:-)

Miguel Baquero dijo...

Tan sencillo a veces como eso...

NáN dijo...

Tanto que podrías haber escrito "todo será amoroso, estamos hablando de sencillez".

Jesús Miramón dijo...

Siempre me ha gustado recordar los sueños, es algo que me hace sentir bien de un modo muy auténtico. Por desgracia no siempre sucede.

Elvira dijo...

¡Qué sueño tan bueno! Durante un tiempo me dió por apuntarlos, y, como si el inconsciente supiera que iba a hacerle caso, entonces los recordaba mucho más. A veces recordaba hasta cuatro o cinco sueños por noche. Es muy interesante ver los temas que se repiten con ligeras variantes.

Jesús Miramón dijo...

Tienes razón, Elvira, si uno piensa en los sueños, los sueños piensan en uno.