martes, 17 de mayo de 2011

137

Mis compañeras de trabajo me preguntan si estoy nervioso y yo les contesto que no. Luego dicen que ellas sí lo estarían y yo les digo que operarse es como viajar en avión, uno pone su confianza en el piloto y se deja llevar, es el único modo de volar si uno quiere hacerlo. Además, les digo, no me van a intervenir de nada grave ni difícil, sólo se trata de una simple etmoidectomía externa bilateral y una septoplastia secundaria o, lo que es lo mismo, una operación de rinitis con rectificación de tabique nasal que me permitirá respirar mucho mejor y, eso espero, recuperar el sentido del olfato, algo que considero importantísimo desde que comencé a perderlo. Reconozco que la anestesia general me da un poco de miedo, pero cuando pienso en la posibilidad de volver a oler el campo mojado después de la lluvia todo temor desaparece.

16 comentarios:

javimar dijo...

Ánimo

José Luis Ríos dijo...

En cuanto te recuperes un poco quedamos, para celebrarlo.

Un abrazo

Jesús Miramón dijo...

Muchas gracias, Javimar.

Jesús Miramón dijo...

Desde luego que sí, José Luis, estoy deseando poder tomar unas copas contigo. Un abrazo.

Alba Taboada dijo...

Todo saldrá bien. Pronto las cerezas te volverán a oler a verano.

Paco Principiante dijo...

Bueno, cuando vuelvas al trabajo, completamente repuesto, siempre podrás decir que lo tuyo fue "una operación de narices".
Eso de recuperar la pituitaria me huele muy bien.

Si has estado tanto tiempo ciego de aromas, prepárate a percibir hasta los colores con el olfato...
No te va a hacer falta, lo sé. Pero suerte amigo.

jose antonio dijo...

Estoy operado del tabique nasal, con anestesia total. No hay nada que temer. Recuerda los momentos de tu despertar, como de un sueño nebuloso, primero los ojos, poco a poco el resto del cuerpo. änimo.

Jesús Miramón dijo...

Hola, Alba, las cerezas, es verdad, las cerezas también huelen... Gracias.

Jesús Miramón dijo...

Es verdad, ¡una operación de narices, nunca mejor dicho! :0)

Recuperé durante unos días el olfato con un tratamiento de corticoides a comienzos de año, pero no se pueden tomar corticoides toda la vida y finalmente mi otorrino me propuso operarme. Aquellos días en los que de repente el mundo volvía a estar completo son los que me decidieron a dar este paso. Muchas gracias, Paco, y un abrazo.

Jesús Miramón dijo...

Gracias por los ánimos, jose antonio, estoy tranquilo pero tú me tranquilizas más. Bienvenido a mi blog.

NáN dijo...

Solo me parece mal que existan palabras como etmoidectomía y septoplastia. Pero sabiendo que es una simple operación de rinitis con rectificación de tabique nasal, me parece normal y deseable.

Un abrazo

Ángel Ruiz dijo...

Ánimos y un abrazo.

estrella dijo...

¡¡Vas a ver que todo sale perfecto, tú tranquilo!! Un beso.
(Por cierto ¿cuándo es la operación? es por tener un buen pensamiento, un especial buen pensamiento)

Jesús Miramón dijo...

A mí no me parece mal que existan palabras como etmoidectomía y septoplastia, son raras y divertidas de decir y escribir. Un abrazo.

Jesús Miramón dijo...

Muchas gracias, Ángel, un abrazo.

Jesús Miramón dijo...

Hola, Estrella, pues estoy esperando en la habitación mientras os escribo. Creo que me llevarán a partir de las cuatro o por ahí, pero ya has leído que no es nada importante, esto lo hacen como quien fríe churros. Gracias y un beso.