miércoles, 25 de mayo de 2011

145

Madreselva de mi terraza en flor. 

14 comentarios:

añil dijo...

Yo también tengo una y está floreciendo.

Espero que te vayas recuperando y puedas oler pronto esas flores.

Un beso

Diva Gando dijo...

Me encanta como huele!!

Jesús Miramón dijo...

Yo tengo dos y una floreció hace ya unos días, la de la fotografía, y la otra todavía no. Es curioso que lleven ritmos distintos. Un beso.

Jesús Miramón dijo...

Espero que todavía queden flores cuando me cure del todo y pueda disfrutar de su aroma...

Elvira dijo...

Pues sí, es una de las flores que huelen mejor para mi gusto. Un perfume delicado pero con personalidad. Me parece que es la Lonicera japonica.

Y el azahar, la lavanda, el tomillo, el romero, la menta, mmmmm... Te deseo los mejores olores para cuando se despejen tus tuberías. :-)

Besos

Jesús Miramón dijo...

Gracias, Elvira, me ayudan muchísimo vuestros ánimos. Sé que las personas que no frecuentan estos territorios son reticentes a dar valor a las relaciones que se establecen aquí, pero para mí son tan intensas y reales como las del mundo a este otro lado de la pantalla. Vuestro interés por mi situación actual llega con total claridad hasta mi corazón y me ayuda a sobrellevarlo. Gracias.

la luz tenue dijo...

Ánimo, Jesús. Cuando no estamos bien parece que nunca mejoraremos,pero pasa el tiempo, aunque sea despacio, y acaba uno mejorando y dándole la razón a los médicos.

Un abrazo.

fa mayor dijo...

Ya verás, ya verás, Jesús, cuando puedas oler estas pequeñas y delicadas flores al atardecer cuando recuperes el olfato. Todo este sufrimiento y "rareza cotidiana" te habrá merecido la pena.
Un abrazo.

Jesús Miramón dijo...

Gracias, José Manuel, poco a poco he ido rindiéndome a la situación y ya no me quejo. Sólo dejo pasar el tiempo. Ni imagino lo que debe de ser respirar por la nariz. Un abrazo.

Jesús Miramón dijo...

Gracias, Manoli. Espero que sí, que merezca la pena. Este año dos mil once estará marcado por la recuperación del olfato. Como sucede con tantas cosas, no se sabe lo importante y maravilloso que es hasta que se pierde. Un abrazo.

Ángel Ruiz dijo...

Mira qué casualidad: yo que hasta ayer no era muy consciente de las madreselvas y hoy leo este haiku con madreselvas (de una poeta excelente).

Jesús Miramón dijo...

Gracias, Ángel, me gustan mucho los haikus. Me pasaré por esa página.

estrella dijo...

Olerás, vas a ver... pero ten en cuenta que no sólo el azahar o la madreselva te inundarán de aromas, también los malos olores se harán presencia. El olfato, como otros sentidos y situaciones, es lo que tiene: cara y cruz. Pero bueno, mejor es ser consciente de eso que tener que vivir a ciegas o a sordas o en anosmia (esta palabra la he descubierto por ti, así que gracias...)

Un beso, Jesús, y ánimo en tu recuperación. Deja que pasen los días de la mejor manera posible, seguro que tú sabes cómo hacerlo, y dentro de bien poquito se te habrá olvidado todo.

Jesús Miramón dijo...

Lo sé, lo sé, Estrella. En febrero, gracias a los corticoides, pude oler durante una semana y, a pesar de los malos olores, fue maravilloso, el empujón que necesitaba para operarme. Ahora hago lo que dices, dejar pasar los días de la mejor manera posible. Gracias y un beso.