lunes, 30 de mayo de 2011

150

Las plantas del exterior tiemblan y se estremecen de placer bajo la lluvia y los truenos. No conocen el miedo.


Lluvia y truenos, 30 de mayo de 2011, 18:53 de la tarde.

5 comentarios:

MTeresa dijo...

Es cierto
les gusta la intemperie,
viven por ella,
dentro se mueren.
Me gusta tu sitio

Carmen dijo...

Sí lo conocen. Seguro.
Pero tal y como lo has dejado escrito, está perfecto.

Jesús Miramón dijo...

Gracias, Teresa. Les gusta la intemperie, sí, por eso quienes las quieren las sacan enseguida a la calle cuando llueve.

:-)

Jesús Miramón dijo...

Carmen, ¿tú crees que conocen el miedo? ¿Después de sobrevivir al invierno? Es posible. Bueno, más que posible es seguro, como tú dices. Quién sabe, tal vez cuando la lluvia se mezcla con el estruendo de los truenos el placer se mezcla con el miedo.

Carmen dijo...

Yo creo que lo conocen, sí. Hay muchas maneras de tener miedo, y muchas también de expresarlo. Y de guardarlo y no mostrarlo.

Lo que quiero decir es que si les atribuyes la capacidad de estremecerse, entonces necesariamente deberían poder sentir el miedo. El miedo a la falta de lluvia, a las segadoras, a los insecticidas. Igual que deberían saber lo que son las cosquillas cuando reciben a las abejas ¿no?

Por eso está perfecto como lo has escrito. Yo interpreto que son valientes, y me parece una forma muy bonita de expresarlo.