viernes, 17 de junio de 2011

168

En la sierra de San Quílez la raposa se asoma sigilosamente a la entrada de su cado. El búho vuela invisible y silencioso en la oscuridad. La culebra de escalera se desliza entre las cañas que crecen cerca de la balsa de tela asfáltica. A estas horas de la noche apenas circulan coches por la distante carretera. No estamos solos.

6 comentarios:

José Luis Ríos dijo...

Hoy, jueves, he vuelto de Lérida algo más pronto que otros días, y en vez de venir por la autovía desde Almacellas, me he desviado por Altorricón, Algayón y allí nuevamente me he desviado por una carretera que va a La Vispesa, para desde allí ir a Binéfar. Tú ya conoces estos caminos, se alarga poco pero se ve mucho, y quería mirar si siguen en el mismo sitio unos espantapájaros que hay un par de kilómetros antes de La Vispesa. Allí mismo han cruzado la carretera, a unos veinte metros delante del coche, dos jabalíes adultos y dos crías, a toda velocidad, desde un campo de maíz a otro, y han desaparecido rápidamente. A estas horas seguirán por allí, como los otros animales que nombras tú, Jesús.

Un abrazo

Jesús Miramón dijo...

Nada como las carreteras locales para explorar. A pesar de la presencia de tantas granjas y masías hay muchos jabalíes en nuestra zona. Una vez, hace años, uno entró en Binefar y atravesó corriendo mi calle, tal vez te enteraste. Fue algo surrealista. Es un consuelo que, a pesar de todo, la naturaleza prevalezca. Un abrazo.

Miguel Baquero dijo...

Y tú, en medio de esa pequeña fauna... Es un consuelo, sí, que la naturaleza prevalezca, me gustan esas fotos de fábricas abandonadas que comienzan a ser reconquistadas por la maleza apenas cinco años después de su cierre

Jesús Miramón dijo...

Miguel, por si no lo has visto te recomiendo encarecidamente un documental titulado «La vida sin nosotros» donde lo que tú dices acerca de fábricas abandonadas se aplica al mundo entero, un mundo donde el ser humano ha desaparecido y la naturaleza recupera su lugar. Podéis descargarlo directamente aquí. Interesantísimo.

Ángela dijo...

'Cado', no conocía esa palabra, he tenido que mirarla en el diccionario. Suponía el significado, pero la he buscado de todas maneras. Me gusta el diccionario.

Jesús Miramón dijo...

En Aragón y Navarra, que yo sepa, es una palabra que se utiliza mucho. A mí también me encantan los diccionarios, creo que no hay día en el que no consulte el DRAE (también anoche cuando escribí «cado», para asegurarme).