jueves, 30 de junio de 2011

181

Hoy, treinta de junio, he alcanzado la mitad de este año dos mil once habiendo cumplido con éxito el empeño de escribir o crear algo propio cada día, uno detrás de otro y sin concesiones a la pereza ni el silencio. Soy el propietario de una voluntad tan frágil que necesito proyectos así de absurdos para mantenerla a flote. Todavía quedan seis meses más hasta alcanzar el texto titulado «365». Ignoro lo que sucederá entre esta noche y ese momento, una ignorancia que agradezco. Siempre digo que cada día guarda un tesoro, pero esta noche me doy cuenta de que esa afirmación no es exactamente la verdad: la verdad es que cada día, cada uno de ellos, es un tesoro en sí mismo, un tesoro escaso, único e irrepetible.

10 comentarios:

Ángela dijo...

Tu tarea está chupada: este año no es bisiesto (je, je).

Jesús Miramón dijo...

Tú sí que sabes, ¡tú sí que sabes! Un beso.

:-)

Elvira dijo...

Tienes mucha razón, y hay que abrir bien los ojos para encontrar el regalo que nos trae el día. A veces, según las circunstancias, cuesta un poco encontrarlo, pero no hay que cejar en el empeño.

Un beso (agradecida de que escribas cada día)

Jesús Miramón dijo...

Lo que no debemos olvidar nunca es que la vida es un don. Un beso, Elvira, y gracias a ti.

molinos dijo...

Es un proyecto superchulo porque además te hace estar atento a tu dia a dia..y mola, porque en cada día hay algo bueno. Siempre, aunque pensemos que no.

Enhorabuena por la meta volante.

Jesús Miramón dijo...

Gracias, Moli, la verdad es que es muy interesante y tienes razón, cada día es único e irrepetible, eso es algo que, sin agobiarnos, no deberíamos olvidar nunca. Lo más cerca que estuve de no poder cumplir con mi propósito fue el otro día, cuando me llevaron corriendo al hospital, ¡menos mal que pude escribir en el teléfono!

Un beso.

Miguel Baquero dijo...

En momentos como este, en que no se me ocurre nada para el blog, me doy cuenta de que tu empeño es titánico, de verdad

Paco Principiante dijo...

Tú cruzando el ecuador, y yo empezando: http://lacigarraenelhomiguero.blogspot.com/
"No me queda ná..."
... dónde vamos a llegar...?

Jesús Miramón dijo...

Bueno, Miguel, he comprobado que al final sí que se te ha ocurrido algo (con lo que estoy de acuerdo, por cierto).

Jesús Miramón dijo...

¡Vaya, esto sí que es una noticia, Paco! ¿Que a dónde vamos a llegar? A donde queramos... Yo para empezar me voy a visitar a una nueva cigarra.

:-)