viernes, 15 de julio de 2011

196

Sueño que corro por una estrecha carretera entre olmos. Flap, flap, flap, flap. Mis zapatillas deportivas pisan el asfalto y me impulsan hacia adelante. Avanzo sin esfuerzo atravesando las sombras de las copas de los árboles.

4 comentarios:

Miguel Baquero dijo...

Vamos, un poco como soñar que vuelas, y eso dicen que es muy buena señal... no sé de qué, la verdad, pero buena señal

Jesús Miramón dijo...

No sé si fue una buena señal pero era muy muy agradable.

Anónimo dijo...

Ohhhhhhh! me encanta! muchos besos, Jesús!
Carme

Jesús Miramón dijo...

Muchas gracias, amiga querida. Ayer por la noche me acordé de vosotros, cuánto me hubiera gustado poder estar en el Chanti. Un beso fuerte.