martes, 20 de septiembre de 2011

263

El cansancio ha llegado como un tsunami inesperado arrasando mi paciencia ante la pantalla en blanco. Las palabras que esta noche iban a nacer en mi cerebro ya no verán la luz, nunca lo harán porque mañana serán otras, siempre sucede. Estoy tan cansado. Necesito dormir, dormir, dormir, tal vez dormir.

4 comentarios:

Elvira dijo...

¿Han acabado las fiestas? Eso te deseo. Un beso

Jesús Miramón dijo...

Oh, sí, acabaron el domingo, qué alivio pero creo que todavía no me había recuperado de las noches mal dormidas. Ayer a las once y media ya estaba durmiendo y hoy estoy como unas castañuelas. Bon dia a tothom!

Ángela dijo...

Esas palabras que iban a nacer han nacido, han visto la luz. Están en la entrada número 263.

Jesús Miramón dijo...

¡Es verdad! Vosotros acabáis lo que yo comienzo.