domingo, 2 de octubre de 2011

275

4 comentarios:

Miguel Baquero dijo...

No apetece nada, pero que nada escribir, ¿verdad?

NáN dijo...

así da gusto ser búho

Jesús Miramón dijo...

A mí sí que me apetece, Miguel, casi siempre me apetece. Lo que sucede es que no siempre se da la oportunidad ni lo que escribo me parece siempre pertinente o mínimamente ¿bueno? ¿potable? Ayer, tras mucho tiempo escribiendo y desechando, me quedé encandilado de la luz tan bonita que entraba en la casa y decidí que quería compartirla. Levanté el iPhone, hice la fotografía y la colgué en el diario.

Jesús Miramón dijo...

Sí, la verdad es que ahora que han descendido las temperaturas la buhardilla es un lugar muy agradable. En pleno verano queda prácticamente deshabitada porque el calor es insufrible, pero en invierno, con la chimenea encendida, es mi lugar favorito de la casa. Entonces sí que da gusto ser búho y escuchar el crepitar de la leña.