viernes, 7 de octubre de 2011

280

El otoño se ha presentado de improviso a lomos del viento del norte. La luz ha cambiado y en los rostros de los peatones asoma el alivio y también la expectación. Nada olvidamos más que la estación del año anterior.

4 comentarios:

Epolenep dijo...

Es un placer leer estos esbozos cada día, gracias...

Jesús Miramón dijo...

Gracias a ti, Epolenep, por leer.

Bon dia.


(Em sembla que el fred ja s'acosta)

NáN dijo...

En Madrid, en cambio, la llegada del otoño fue como un trailer de una película. Al final ponía "Muy pronto, en esta sala".

Jesús Miramón dijo...

¡Hoy a las ocho y cuarto de la tarde me he podido poner al fin una chaqueta! Qué alegría dejar atrás el calor durante unos meses.