martes, 1 de noviembre de 2011

305

Me consuela que las semanas y los meses tengan un principio y un final. Por absurdo que parezca eso me ofrece la oportunidad de redimirme, la posibilidad de comenzar de nuevo.

6 comentarios:

Teresa, la de la ventana dijo...

No es absurdo: yo funciono igual.

Elvira dijo...

Ay, sí! ¡Os deseo un magnífico mes de noviembre! Besos

Jesús Miramón dijo...

¿Tú funcionas igual, Teresa? Creo que lo que nos pasa es que, en el mejor y más profundo significado de la palabra, somos optimistas, y además lo somos las veces que haga falta...

:-)

Jesús Miramón dijo...

¡Buen noviembre para ti, Elvira! Un beso.

José Luis Ríos Gabás dijo...

Estoy de acuerdo, ahora me gustan también los proyectos cortos, además de los largos. Antes, cuando era más joven, no era así.

Un abrazo, Jesús

Jesús Miramón dijo...

Un abrazo, José Luis (después de hacer ejercicio, uno de los propósitos de este primer día de noviembre).