martes, 29 de noviembre de 2011

333

La medianoche se aproxima a toda velocidad y yo estoy muerto de sueño. Se me cierran los ojos. Siento la urgente necesidad de dejarme caer. Lentamente.

2 comentarios:

giovanni dijo...

Mis cerebros andan a toda velocidad. Escribo lentamente.

Claro, está inspirado por tu yuxtaposición (una palabra que surge de repente) de velocidad y lentitud. Claro, hay un claro nexo entre estas dos en tu caso, como lo hay también en el caso mío.

Jesús Miramón dijo...

Elegir las palabras y su orden. Ese -o eso- es el oficio.