viernes, 10 de febrero de 2012

Estar aquí

Siete grados bajo cero, un cielo sin nubes, peatones de rostros ocultos por bufandas, pequeños pájaros en las ramas peladas de los castaños de indias, la luz del sol ilumina la fachada de ladrillos caravista de la fachada de enfrente, la agencia está en silencio, la persiana bajada, un nuevo día comienza en el somontano de Huesca y yo estoy aquí.

8 comentarios:

NáN dijo...

"Cuando hace frío en el tiempo del frío, para mí es como si hiciera buen tiempo".

Alberto Caeiro.

Diva Gando dijo...

qué afortunado eres...

la luz tenue dijo...

El frío purifica.
Si te da en el rostro hasta hace que lagrimees.

Jesús Miramón dijo...

Para mí siempre que hace frío hace buen tiempo. Un abrazo a los tres.

estrella dijo...

Y tú, Jesús, estás ahí más feliz que una perdiz. Yo, en cambio, y ya es sabido, sufro de tal manera la frialdad que siento mis manos adoloridas incluso para escribir cuatro palabras, como ahora. Ando encogida, me duelen los huesos... Yo, en tiempo como éste, quisiera hibernar.
Buenas noches!

Jesús Miramón dijo...

Lo siento por ti, Estrella, que te gusta tanto el calor, pero vivir en estas latitudes conlleva la esperanza de las estaciones pasan y cambian. Este frío pasará y tras la primavera llegará el calor africano que tú tanto disfrutas... :-) Buen domingo.

rociolat dijo...

Besos desde Chile, desde la ciudad de Viña Del Mar, en donde paso mis vacaciones con mucho sol, verano, playa y mucho mas...

Si te pasas por mi blog, veras un pequeño video que le he hecho a mis nenas, disfrutando de la playa, y un despues de comer opiparamente mucho pescado frito, marisco chileno del bueno y un buen vino espumante.

Cariños Jesus desde este lado del mundo en que el verano esta muy agradable...

Jesús Miramón dijo...

Rociolat, qué oportuna aparición cuando hablábamos de latitudes. He ido a tu blog y he visto las imágenes (qué joven eres) y he leído. Tú lo sabes mejor que casi nadie: la vida continúa. Felices vacaciones a pesar de los recuerdos. Un beso fuerte.