sábado, 18 de febrero de 2012

Sin título

Giras alrededor de ejes sepultados
bajo toneladas de hielo.

Tus pulmones se llenan y se vacían
a treinta y siete grados centígrados.

Ningún misterio es pequeño.

5 comentarios:

Desdoblando la esquina dijo...

Qué hermosura, Jesús.
37 grados ya es febrícula, ¿acaso forma parte del poema?
ningún misterio es pequeño para los que miran sin acostumbrarse a ver. Un poco como si fuera siempre la primera vez.
Feliz tarde de domingo.
Saludos cordiales,
Manoli.

Jesús Miramón dijo...

Manoli, treinta y siete grados es la temperatura interna del cuerpo humano. Bueno, seguramente la mía es de cuarenta o cuarenta y cinco habida cuenta de mi resistencia al frío y mi inmediata claudicación al calor más tibio, pero la temperatura interna de un ser humano normal es de treinta y siete grados (la de la piel es de treinta y tres). Nuestros pulmones, nuestro corazón, nuestros riñones, nuestro hígado, palpitan y logran mantenernos vivos a treinta y siete grados, ¿no es algo increíble? Yo, quiero decir: yo fuera de mí, no soporto esa temperatura salvo con la ayuda del aire acondicionado o un ventilador, pero en mi interior es la que consigue que pueda vivir y pensar y poder darme cuenta de todo esto. Es un gran misterio. Un beso.

Desdoblando la esquina dijo...

¡madre mía! Es alucinante.
He mirado que ciertamente febrícula es la temperatura axilar mayor de 37ºC y menor de 38ºC, que ya sería fiebre.
Me pregunto qué temperatura alcanzamos en la sienes los obsesivos en nuestras rumiaciones... ay!
Feliz semana.
Manoli

Anónimo dijo...

Hola, Jesús,
Qué curioso que si nos metemos en agua a menos de 37 sintamos frio, que si el aire q nos rodea esta a esa temperatura sea insoportable el calor y además que para colmo que se trate de nuestra temperatura corporal. Un verdadero misterio la verdad q sí. Alguien sabe xq sucede esto?

Neunaiz

Pd: no pillo a qué hace referencia el primer párrafo. Poesia no más?
Saludos afectuosos

Jesús Miramón dijo...

Es una referencia a los polos de nuestro planeta. El ártico, la antártida. Poesía no más.

:-)