domingo, 17 de junio de 2012

Todo eso

Piensa en tu primer amor, aquel que sirvió para que aprendieras a localizar el lugar exacto de tu corazón. Piensa en una guerra de cien años. Piensa en el peso de tu hija recién nacida la primera vez que la tuviste entre tus brazos. Piensa en la sangre acumulada bajo la arena de circos cuyas ruinas son hoy pasto de turistas. Piensa en los músculos de las piernas de Neil Armstrong unos segundos antes de descender por la escalerilla del módulo lunar. Piensa en la infancia de tus padres. Piensa en la temprana muerte del pobre Mozart. Piensa en el aristócrata que marcó la página del libro antes de salir de su celda camino de la guillotina. Piensa en la playa de Omaha la mañana del seis de junio de mil novecientos cuarenta y cuatro, escucha todo eso.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

......................Abr 17/12

- Cien X Cien -

Piel a piel
bien de mi "bien
sientes lo que "sientes
siempre por siempre...

Lo quieres Tu, lo Quiero Yo,
piensas y Piensas,
tientas y Tientas,
vienes los Viernes,
ardiente de Ardientes.

Bienestar de bienestares,
valiente "de los Valientes,
siguiente del Siguiente,
caliente, caliente!!

Siete a "siete,
sirviente en SirViente,
hiriente e hiriente,
hirviente con Hirviente,
mientras y mientras,
asientes, asiEntes...
de ciego en CieGO...

Ysa,

Feliz MES!!

۞ Rociolat ۞ dijo...

¿ Jesus puede uno poner aqui en comentarios " todo " en lo que piensa, o lo que en general le roba los pensamientos ?...

Elvira dijo...

¡La vida! Todo eso y mucho más.

Un beso

Jesús Miramón dijo...

Claro, Rociolat, los únicos límites en los comentarios de Las cinco estaciones son la educación y el respeto (sin exageraciones). En todos estos años sólo he tenido que eliminar cuatro o cinco.

Jesús Miramón dijo...

La vida y la muerte.

Un beso.

Portorosa dijo...

Piensa en todo eso, ¿y vive a la altura?
Es el sentimiento que me produce a mí: la vida es demasiado increíble para dejarla pasar como si nada.

Un abrazo.

José Luis Ríos Gabás dijo...

Bueno, todo eso relativiza el presente. Lo bueno y lo malo, la vida y la muerte, como decís. Siempre van juntos, aunque últimamente sólo lo malo parece que es visible.

Un abrazo

Jesús Miramón dijo...

Exacto, Porto, demasiado increíble como para pasarla como si nada. Con crisis o sin crisis no se trata de sobrevivir sino de VIVIR (o, lo que es lo mismo, explorar). Un abrazo.

Jesús Miramón dijo...

Creo que lo que le digo a Porto también es pertinente para tu comentario, José Luis: precisamente ahora es cuando menos debemos renunciar a nuestra experiencia (insólita). Aquí y ahora. Un abrazo.

Elvira dijo...

Te copio la cita de Wislawa Szymborska y me la llevo a Facebook. Un beso

Jesús Miramón dijo...

Y yo encantado, Elvira. Un beso.

giovanni dijo...

El primer amor ya abarca varios mundos, supuestamente pequeños porque sueles ser pequeño cuando te toca la suerte o mala suerte de tener tu primer amor con sus alegrías y tristezas, y la guerra de cien años y otras cosas que mencionas después agregan muchos mundos más que se suele definir como grandes porque son creados por adultos, pero no sé cuan grande son y si son más grande que ese 'pequeño' mundo del primer amor. Claro, depende de tu definición de 'grande' y 'pequeño'

Un abrazo

Jesús Miramón dijo...

Para mí lo grande y lo pequeño es, y cuanto más mayor me hago más lo es, lo mismo.

Un abrazo, Giovanni.