domingo, 1 de julio de 2012

Calima

El rítmico sonsonete de los aspersores no oculta el eco de los coches que circulan por la carretera al otro lado del muro. Al pasar junto a la piscina me doy cuenta de que el agua se ha convertido en mercurio líquido bajo un cielo nocturno en el que flota una luna turbia a causa de la calima que asciende del mar. Han anunciado lluvias para mañana y no nos importa: M. y yo estamos solos por primera vez en casi veinte años. El mismo lugar, un tiempo diferente.

9 comentarios:

NáN dijo...

Primero, gracias por volver.

Segundo, me he dado cuenta por la fecha que pones de que ya es julio. Desde que no trabajo soy más consciente de que es de día (o de noche) que de qué día es. Y en cuanto al horario, si estoy solo, como ahora, ¡un despropósito!

Espero que disfrutéis de estar solos, como lo hacemos Ardilla y yo (cuando está ella). Echo de menos al hijo, que está fuera de España, pero cuando vuelve y vive 5 días con nosotros, enseguida lo echamos de más.

Te dejo una canción dura (y tierna) de Vainica Doble. Por suerte, solo vale para yanquis, que ven a los hijos un día de Acción de Gracias sí y otro no. Si te la tomaras como si hablara de ti, como sino fueras un padre eurolatino, lorarías.

http://www.youtube.com/watch?v=QY89A1Vfe9U

Un abrazo

Paco Principiante dijo...

El famoso sídrome de nido vacío...

José Luis Ríos Gabás dijo...

Somos los mismos, aunque a veces cueste reconocernos completamente. El tiempo pasa.

Un abrazo

Elvira dijo...

Qué bien, ¿no? A disfrutarlo todo, el mar, la intimidad, todo.

Un beso

Jesús Miramón dijo...

Son sólo cuatro días -vinimos el sábado y nos iremos el miércoles- pero los estamos disfrutando mucho sin hacer nada especial, de hecho ni siquiera hemos tocado el coche. La primera tarde recordábamos los veranos que vinimos con nuestros hijos pequeños a este mismo lugar pero la nostalgia duró un rato, no más, de hecho ya nos hemos puesto de acuerdo en regresar de vez en cuando solos, libres y novios otra vez, ese es el territorio que hemos alcanzado.

Ayer llovió como habían anunciado los pronósticos y esta mañana el día ha amanecido soleado y luminoso, como también habían anunciado los pronósticos. Hemos dado un paseo hasta las rocas. El agua estaba muy limpia y transparente. Todo lo que no me gusta bañarme en la piscina me gusta bañarme en el mar.

Nán, Paco, José Luis, Elvira, un abrazo.

giovanni dijo...

Primero, he aprendido dos palabras 'nuevas': aspersor y calima. Segundo, me ha gustado tu escrito. No digo tercero, sino que siempre creas el espacio y el ambiente (atmósfera) apto para darle un sentido más que común a una frase como 'Han anunciado lluvias para mañana y no nos importa.' Lo que sigue es solo una explicación parcial, lo que mantiene ese espacio grande (y pequeño) del mundo del protagonista (y, por inclusión, de nosotros).

Jesús Miramón dijo...

Ya estamos de nuevo en casa, bienvenidos al calor terrible que precede a las tormentas. Junto al mar siempre corre la brisa.

Un abrazo, Giovanni.

Portorosa dijo...

Un abrazo, Jesús.

Jesús Miramón dijo...

Un abrazo, Porto.