jueves, 27 de diciembre de 2012

Aguja

Dos mil doce
se precipita
hacia el ojo
de la aguja.

8 comentarios:

Hipatia dijo...

Un año más capturando rehenes... :D

Jesús Miramón dijo...

¡Pensé que tú habías escapado!

Qué alegría volver a verte por aquí, Hipatia.

Un beso.

NáN dijo...

Son solo relojes, no es tiempo.

Jesús Miramón dijo...

Es un hilo (también).

Paco Principiante dijo...

Enhebra años hasta que tu hilo se acabe.

Jesús Miramón dijo...

Si Dios, además de existir, tuviera un nombre, sería Penélope.

Ángela dijo...

Entre puntada y puntada, me paso de visita por aquí y me encuentro con esta aguja que para mí, por supuesto, es una aguja de coser.

Jesús Miramón dijo...

¡Porque lo es!







---
(Que al agujero donde se enhebra el hilo le llamemos ojo es poesía pura)