jueves, 28 de mayo de 2015

Cincuenta y dos

Los campos que hace unos días eran verdes, tan verdes que me hacían sentir un viajero recién llegado a este mundo, ahora son amarillos. No temo al futuro: serán dorados antes de la cosecha.

4 comentarios:

Feli dijo...

Aunque no tengo blog y nunca haya comentado eres uno de los principales responsables de mi afición a leer blogs.

Así que con retraso pero... Felicidades, Jesús.

JL Ríos dijo...

Felicidades, Jesús, un abrazo.

Jesús Miramón dijo...

Muchas gracias, Feli, y encantado de conocerte.

Jesús Miramón dijo...

Muchas gracias, José Luis, un abrazo.