domingo, 7 de mayo de 2017

Compasión

Hubo un tiempo en el que a estas horas, en vez de terminar, comenzaba la noche. Era joven y escribía como si mis palabras fuesen nuevas en este mundo; joven como si dijesen algo que jamás se hubiese dicho antes.

Observo desde la distancia a aquel hombre y siento ternura. Me pregunto si cuando en el futuro observe al señor mayor que soy ahora, cuando sea un anciano, sentiré esta misma mezcla de sorpresa, amor y compasión.

6 comentarios:

Portorosa dijo...

No son malas cosas para sentir.

arponauta dijo...

lo que tu vídeo de instagram me ha traído a la cabeza (el mar de hierba):

http://arponera.blogspot.com.es/2004/12/australia-australia.html

Jesús Miramón dijo...

No lo son, Porto. Un abrazo. Ojalá llegue a ese momento desde el que mirar hacia atrás.

Jesús Miramón dijo...

Arponauta, qué poema más maravilloso, me ha gustado mucho. Lo copio y pego aquí desde tu blog:

11 diciembre 2004

Australia, Australia

Aquí las olas se alzan
como hierba. Los animales sedientos
se la beben. Es un océano de agua dulce.
Si tu casa está vallada, la hierba la hundirá.

Les Murray, Octubre. Agua dulce y salada

Etiquetas: Les Murray, literatura

era arponauta a las 14:37

arponauta dijo...

sí, es un poema maravilloso.

Jesús Miramón dijo...

"Si tu casa está vallada, la hierba la hundirá."

Maravilloso maravilloso maravilloso.

La hierba la hundirá.

Qué maravilla.

Pensarás que estoy como una cabra (lo cual probablemente, o más que probablemente, es cierto), pero ese verso no se me quita de la cabeza. Acabará en mi columna de la derecha, lo estoy viendo. No sabes cuánto te agradezco el descubrimiento.