viernes, 9 de abril de 2021

Recuérdame

Una de mis arias favoritas entre todas es el lamento de Dido en la ópera "Dido y Eneas", de Henry Purcell: "Recúerdame, recuérdame pero olvida mi destino". El destino pertenece al futuro, pero en esa escena se transforma en otra cosa, la muerte lo transforma en el pasado. A mí esta melodía siempre me ha perseguido desde que la escuché por primera vez hace muchos, muchos años: es tan maravillosa, tan bella, un momento musical tan irrepetible que se introdujo en mi cerebro para no irse nunca. Recuérdame, recuérdame.


Sin comentarios