martes, 25 de mayo de 2010

Daniel Cohn-Bendit



Vía Ignacio Escolar.

12 comentarios:

javimar dijo...

¿Que pensará López Garrido escuchando tan atentamente a "Dani el Rojo"?

¿Qué deberíamos pensar todos?

Con pensamiento prestado: la fundación José Saramago a vuelto a poner en marcha su blog (http://cuaderno.josesaramago.org/)

NáN dijo...

Con permiso, te lo copio. Aunque compartimos gente, cuanto más se ponga más se verá.

José Luis Ríos dijo...

Hola, Jesús. Bien por compartir estos documentos.

Un abrazo

Jesús Miramón dijo...

Viendo el video no estoy seguro de que López Garrido esté realmente escuchando a Cohn-Bendit, cuya apasionada elocuencia pone en evidencia la actitud de quienes le rodean.

Jesús Miramón dijo...

Encantado, Nán, yo se lo copié a Nacho Escolar, cuyo blog me gusta y me interesa mucho.

Jesús Miramón dijo...

José Luis, compartir es una poderosa herramienta a nuestro alcance. Un abrazo.

Elvira dijo...

Me ha interesado mucho. ¡Cuánta razón tiene! Pero luego me dió tristeza pensar que no le harán caso.

Un beso

Ofelia dijo...

El sistema da síntomas claros de fractura....habrá que pensar en alternativas porque a los partidos políticos que nos gobiernan les queda poco tiempo de vida.
Se hace la luz, se ve claro quien manda y a quien entregamos nuestro poder.

Jesús Miramón dijo...

Hola, Elvira, es cierto, es obvio que las cosas no van en la dirección que propone Cohn-Bendit, pero lo importante, lo crucial y acaso trascendente, es que tiene razón. Un beso.

Jesús Miramón dijo...

Hola, Ofelia, sobre los síntomas del sistema te recomiendo encarecidamente lo que escribe Nán en un comentario de su propio blog, aquí y aquí, creo que no puede decirse mejor. Besos.

estrella dijo...

¡¡Merci beaucoup!!
Yo voy a hacer lo mismo, 'apropiármelo' y ponerlo en el 'facebook'. No sé si servirá de algo lo que dice el diputado pero al menos reconforta saber que alguien en ese lugar dice lo que muchos pensamos.
Un beso, Jesús.

Jesús Miramón dijo...

Muy bien, Estrella, cuanta más gente lo vea mejor. Un beso.