miércoles, 7 de noviembre de 2012

Esperanza

Esta mañana el termómetro del coche señalaba un grado de temperatura. Mientras conducía hacia Barbastro la radio anunciaba dos buenas noticias: el Tribunal Constitucional español reconocía la legalidad del matrimonio entre personas del mismo sexo y Barak Obama revalidaba su condición de presidente de los Estados Unidos de América. A babor y estribor se sucedían las viñas que ya han comenzado a perder sus hojas, tan bellas y ajenas a la ruina económica de las bodegas. Al llegar a la calle Saint Gaudens aparqué junto al río Vero, salí del coche y, como cuando era un niño, disfruté del humo de mi aliento al respirar.

8 comentarios:

Elvira dijo...

Dos buenas noticias, sin duda. Me gusta cómo lo cuentas.

¡Un grado!!! Un beso

Jesús Miramón dijo...

Dentro de poco estaremos bajo cero. Mi paraíso. Winter is coming...

Kiss

Ángela dijo...

Aquí ha hecho un día espléndido, soleado, con una temperatura casi primaveral.
Buenas noticias, sí, a uno y otro lado del Atlántico. But remember..., the best is yet to come.
A hug from the Black Hills of South Dakota.

Portorosa dijo...

¡Jobá, un abrazo desde las Colinas Negras, qué suerte!

Pues sí.

Los retorcidos misterios de que alguien, por moral, quiera que los demás se jodan.

Obama: no fue lo que esperaba; pero sin duda es mejor que lo que nos esperaba con Romney.

Un abrazo.

Jesús Miramón dijo...

Sí, Ángela, lo mejor está por venir. Es un buen mantra.

Un abrazo desde Aragón.

Jesús Miramón dijo...

Un abrazo desde la Colinas Negras y otro desde Ferrol: sí, es una suerte.

Un abrazo.

NáN dijo...

Aquí Madrid en conexión directa enviando un abrazo.

En tu segunda esperanza, poca es si se limita a que no venga "lo peor".

Jesús Miramón dijo...

Por poca que sea bienvenida será.

Un abrazo.