sábado, 28 de agosto de 2010

Álbum de Connemara

LA CASA




LOS QUE SE FUERON




LUGARES










PERSONAS




IRLANDA ES UN JARDÍN



(Pasar el cursor sobre las fotografías permite leer información, así como abrirlas y ampliarlas.)

16 comentarios:

Elvira dijo...

¡Fantásticas las vistas desde la ventana del fregadero, el Temple bar, las casas abandonadas, la barca, el verde, las piedras, los caballos, las flores!!! Pero ese desayuno me parece mortal, jajaja!

Un beso

NáN dijo...

Mi pobre ordenador se empaturra en "Quedan 33 elementos por descargar" y no puedo ver ninguna.

Jesús Miramón dijo...

Elvira, aunque se llame así (o también irish breakfast) es una comida que sirven durante todo el día en los pub, a cualquier hora. Fue mi comida, claro. Pero se supone que eso es lo que desayunaban en el pasado sus recios antepasados, ¿eh? Un beso.

Jesús Miramón dijo...

Pues lo siento mucho, Nán, tal vez son demasiadas fotografías (prometo que con esto acaban mis vacaciones) y tu conexión a internet no va muy rápida hoy, ¿puede ser eso? A ver si con paciencia...

Muchas de las fotos tienen que ver con el diario que escribí.

NáN dijo...

¡Sí señor! Pero no era cuestión de paciencia, empaturrarse es como "embaturrarse", o sea que no pasaba de ahí y no veía nada.

Pero con la máquina fría, ¡lo veo todo! Cuánta piedra puesta como se debe.

Un abrazo

Ofelia dijo...

Hola Jesús,
me alegro mucho de que hayas hecho realidad uno de tus mitos (lo digo en plural por si tienes más). Ha sido un placer compartir contigo olores, visiones, sentimientos.....momentos (que bella palabra) tan especiales.

Besos que deciden merecer lo mejor**

Jesús Miramón dijo...

Muchas gracias, Ofelia, un beso.

:-)

Miguel Baquero dijo...

Qué impresionantes fotos. Qué pedazos de desayunos se mete la gente por esos lares, aunque fuera en otras épocas, como dices.

Mi sueño es ir algún día a Irlanda, y tus fotos me han animado, aunque, eso sí, iré con una caja de Omeprazol, protector estomacal

Jesús Miramón dijo...

No te hará falta el protector estomacal, Miguel, mejor harás llevando una maleta con verduras, frutas y conservas, porque allí no encontrarás. Lo único que eché de menos en Irlanda fue nuestra comida. Incluso en un gran supermercado es poco variada y muy cara.

Pero el irish full breakfast, para un día al mediodía si no has preparado bocadillo, está bien bueno, ¿eh? Y el fish and chips, para un día, también. La Guinnes no, la Guinnes está buena para todos los días y varias veces si es posible. Qué rica la sirven, nada que ver con la que venden aquí en latas.

Portorosa dijo...

Qué bonitas, Jesús.

Pero te voy a decir una cosa, sin asomo de chauvinismo: las casas, las carreteras, las fiestas y, en general, todo lo humano, no; todo eso es mucho más bonito que aquí. Pero el paisaje... el paisaje, Jesús, ¡es tan parecido! Muchas de esas fotos podrías hacerlas sacado en Galicia.
Por desgracia, en cuanto aparece la mano del hombre aquí la cagamos.

Un abrazo

Jesús Miramón dijo...

Yo sinceramente no creo que sea mucho más bonito, así, dicho tal cual. Conozco muy bien el norte de España (del que estoy enamorado) y la verdad es que los paisajes de Irlanda me lo recordaban constantemente. En mi caso sucede, como bien sabéis, que soy un mitómano empedernido y este viaje suponía el cumplimiento de una ilusión de hace muchísimos años, pero Galicia, Asturias, Cantabria y el País Vasco son también maravillosos y seguramente serán nuestros próximos destinos de verano (la zona de Vicedo, por ejemplo).

Además siempre he creído que no se trata tanto de lo que existe como de la mirada, quiero decir que Irlanda es indudablemente un país muy bello pero también lo es, de otra manera, el desierto de Los Monegros, los campos de trigo castellanos o el encantador paisaje del Somontano de Huesca. Hombre, hay aberraciones que ni con la mirada más generosa pueden convertirse en lo que no son, pero en realidad son muy pocos.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Me parece un viaje precioso. Parece estar en Galicia.
Las fotos de las flores incluso me podría engañar y decirme que las han hecho en casa de mi abuela, y se lo creería.

Un saludo.

Jesús Miramón dijo...

Gracias y un saludo, anónimo (o anónima).

Portorosa dijo...

Ayer fui a ver la última de Woody Allen y, aunque no tenían nada que ver con el tema, citaron de pasada a Connemara. Qué casualidad, ¿no?

Jesús Miramón dijo...

¡Casualidades de la vida, querido Porto! ¿Te gustó la película? Yo era un ferviente admirador de Allen hasta que hizo «Vicky Cristina Barcelona», uno de los mayores bodrios que he visto en mi vida. Claro que a un viejo amigo como él siempre hay que darle las oportunidades que hagan falta, aunque sólo sea por agradecimiento hacia las maravillas que hizo alguna vez.

Portorosa dijo...

Yo la de Barcelona no la vi, al oír y leer tan malas críticas; pero las demás siempre me gustan. Con diferencias, pero siempre.
No sorprende, esta; está en su línea: relaciones de pareja entre personajes de cierta clase social y un perfil cultural bastante definido. Pero es que, yo, voy a ver eso cuando voy a ver una de Allen. Es lo que me gusta. Me parecen historias interesantes, a su modo reales como la vida misma, e inteligentemente contadas.
No salí maravillado, pero sí satisfecho, y en absoluto defraudado.

Un abrazo.