sábado, 25 de agosto de 2012

Bodas de oro

Recientemente han llegado a nuestras manos algunas fotografías que nunca habíamos visto. En dos de ellas aparecéis vosotros hace exactamente hoy cincuenta años: en una estás tú, mamá, dirigiéndote hacia la iglesia del brazo del tío Felipe, y en la otra estás tú, papá, caminando en la misma dirección junto a la tía Elena. Qué jóvenes y guapos estáis, qué jóvenes e independientes, únicos, insólitos, tan anteriores a nosotros y nuestras familias, nuestros hijos, vuestros nietos; en esas imágenes sólo sois dos jóvenes en medio de la inmensidad del mundo caminando hacia vuestro futuro, hacia este momento. Qué misterio maravilloso es la vida, qué río imparable, qué aventura.

Queridos papá y mamá, pensaba que no sabría cómo expresar lo que sentimos por vosotros pero creo que sí que sé: lo que sentimos por vosotros es orgullo, respeto, ejemplo, admiración, ternura, agradecimiento y, sobre todo, lo que tanto nos habéis enseñado: amor, amor, amor.

Ah, por cierto, hacéis tan buena pareja hoy como hace cincuenta años, aquel día en el que comenzó un viaje que continúa, un viaje que ya nunca se detendrá.

Susana, Carlos, Javier y Jesús Miramón Arcos
25 de agosto de 2012

14 comentarios:

Elvira dijo...

Guapísimos. ¡Olé! Enhorabuena a todos.

Un fuerte abrazo

NáN dijo...

Nos sumamos en masa a la felicitación.

José Luis Ríos Gabás dijo...

Muy buenas fotos, Jesus, hablamos de ellas, y de ellos.
Enhorabuena. Un abrazo para ti-

Ángela dijo...

¡Qué maravilla! Siempre te lo digo, Jesús, pero lo voy a repetir: eres muy afortunado.
Muchas felicidades a esa pareja tan resuelta a seguir su camino juntos.

Portorosa dijo...

Enhorabuena desde aquí también.

Y, no es por nada, pero también ellos deben de estar muy orgullosos de vosotros, de ti.
¡Y lo que se debieron de emocionar al oírte esto!

Un abrazo a toda la familia Miramón Arcos.

۞ Rociolat ۞ dijo...

Enhorabuena a tus padres Jesus y tambien ademas de tus hermanos, por tener un hijo tan sensible, tan especial que es capaz de romper el cielo dejar que caigan las estrellas para recojerlas y volver a ponerlas en su sitio...

Esa cualidad debe ser un gen a medias tanto de tu padre, como de tu madre y mira que han pasado 50 años juntos, recorrieron un camino que han construido para sostener como un pilar firme para vuestra familia...

Felicidades desde Chile
Rocio

Anónimo dijo...

Magnifico ejemplo y testimonio.

Enhorabuena a ellos y a vosotros.

Paco Principiante.

Jesús Miramón dijo...

Muchísimas gracias a todos, ya de vuelta en Binéfar, agotado. El de ayer fue un día cargado de cariño y emociones intensas. Mis padres fueron felices y nosotros también. Gracias por vuestros buenos deseos, de verdad, os lo agradezco muchísimo. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Que "profundo hallazgo y que "voluntad seguir "tal rumbo... no es facil ni mucho menos en "las ciudades muy grandes donde se compaginan miles "de culturas y ciertamente, lenguajes.

Una de mis mas principales razones a las que debo el "escribir hoy en dia (abrir los ojos a todos aquellos que no tienen idea que significa "astrologia, ascendentes y como no, las mas fundamental es la "oriental quien se lleva bien con quien y quien no, etc, etc...) pues en otros tiempos, el romanticismo y las faldas a la medida de una rodilla era pan y agua consabida; en este mundo es muy dificil congeniar una relacion
mucho mas -duradera-.


Felicidades por tan buena virtud la de tan "queridos padres y como no, Feliz Temporada!!


Ysa,

molinos dijo...

Que bonito y que chulo...un abrazo

Anónimo dijo...

Qué bonito Jesús, ¿lo leíste en la ceremonia?. Me da muchísima pena no haber estado allí...

Besos

Carlos

Jesús Miramón dijo...

Gracias, Ysa.

Un abrazo, Moli.

Carlos, sí que lo leí y, aunque tuve que detenerme un par de veces y respirar hondo, creo que no lo hice mal del todo. También a vosotros os echamos mucho de menos. Que continuéis disfrutando de vuestra aventura neoyorquina. Un beso para todos, hermanito.

giovanni dijo...

Muy bellas las fotos y amoroso el escrito. Ese de pantalón corto blanco es como yo en estos días (pintando la casa). El viaje continua.
Un abrazo Jesús

Jesús Miramón dijo...

El viaje continúa, siempre continúa. Un abrazo fuerte, Giovanni.