viernes, 6 de marzo de 2009

Sexto día

Para viajar en el tiempo sólo es necesario existir.