sábado, 14 de enero de 2012

Somontano

7 comentarios:

Aldeano de palo dijo...

Como mola el Somontano, y el Sobrarbe y el...como mola Huesca.

Epolenep dijo...

Qué bello, maravilloso.

Jesús Miramón dijo...

¡Totalmente de acuerdo, Aldeano!

Jesús Miramón dijo...

Epolenep, hice la fotografía el pasado miércoles por la mañana. En ese punto del Somontano había una niebla mucho menos cerrada que en Binéfar, de donde venía. Todo el campo estaba helado. El termómetro del coche marcaba tres grados bajo cero. Aparqué en el arcén de la carretera junto a los viñedos de la bodega Irius y bajé por el terraplén hasta las cepas. Caminé un rato entre ellas. La rala hierba de invierno crujía bajo mis botas. De mi boca emergía el humo de mi alma en cada aliento. Supe de nuevo, como tantas otras veces, que amo el frío.

estrella/elisa dijo...

Es un momento bellísimo. Y la foto, también...

Jesús Miramón dijo...

Ah, pero tú, amante del calor y el sol, te hubieras congelado como un pajarillo.

:-)

estrella/elisa dijo...

Así mismo es, pero sé cómo hacer para disfrutar de la belleza del frío y no sufrir, jajaja... Las camisetas térmicas son lo mejor de lo mejor, lo he podido comprobar estos días pasados, en La Rioja, paseando por la noche, antes de acostarnos, a 3 grados bajo cero. Para que tú veas!!!
Un beso, Jesús.