jueves, 7 de octubre de 2010

Séptimo día



Luiza - Tom Jobim

3 comentarios:

Portorosa dijo...

Me encanta la música brasileña de esa generación, y me encanta Jobim (aunque me ya sorprendido su acicalamiento y su melena un poco a lo Luis Cobos). Es una maravilla.

Uma aperta!

Jesús Miramón dijo...

Atildado y con melena de macero de las Cortes, sí. A mí el personaje de Jobim nunca me ha sido especialmente simpático, la verdad, ahora bien, su música me gusta muchísimo y esta canción me parece un prodigio. Eso sí, su traje y su corbata no le impiden echarle un trago a un vaso de whisky lleno hasta arriba, aunque a eso nadie le gana al maestro Tom Vinícius, que cantaba con la botella y el vaso en la mesa. ¡Viva la música brasileña!

Portorosa dijo...

¡Viva!