sábado, 6 de marzo de 2010

Sexto día

Primero fueron Nati y Jesús, y de su unión llegaron a este mundo Jesús, Javier, Carlos y Susana; luego aparecieron Maite, Ana, Concha, Gustavo, y de aquellos gozosos revolcones bajo las sábanas o en la mesa de la cocina vinieron a este planeta Patricia, Paula, Carlos, Javier, Laura, Celia, Olivia, Sofía, Bruno en julio del año pasado y hoy, seis de marzo de dos mil diez, el último miembro del fruto de la aventura que iniciaron Nati y Jesús hace cuarenta y ocho años. Mi nuevo sobrino se llama Diego Miramón y, como quienes le precedieron, ha nacido para ser amado, amado por muchos.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicidades de corazón :-) Me perdonará el tópico, pero pese a todos los dolores de cabeza, son la mayor alegría del mundo.

Un fuerte abrazo,

Er Opi.

Jesús Miramón dijo...

¡Anda, menuda sorpresa! ¡Opi! ¡Cuantísimo tiempo! Me alegro mucho de saber de ti. Muchas gracias y un abrazo.

:-)

Anónimo dijo...

No escribo mucho, pero no me pierdo una entrada, así que ojito con lo que se escribe ;-)

Abrazos,

Er Opi.

Portorosa dijo...

Felicidades a todos, Jesús.

Quereos mucho :)

(¿En la mesa de la cocina? Qué cinematográfico.)

Jesús Miramón dijo...

Gracias, Porto, lo cierto es que estamos todos muy contentos. Un abrazo.